miércoles, 2 de agosto de 2017

Yo le dije a Beto.

Hacia mas de 20 años que no la veia. Me sorprendi., que queres que te diga. Fue muy fuerte verla. No esperaba encontrarme con ella aca, en el barrio. Yo me acordaba de como era en el colegio. Las dos teniamos aparatos en los dientes, anteojos de colores y trenzas muy largas. Nos llevabamos bien, ojo, era buena chica. La mama me queria mucho a mi, doña Elba, porque yo la ayudaba a Yani con la tarea de matematica. Nos hacia la merienda y siempre ponia galletitas de membrillo que eran las que me gustaban a mi. Pobre doña Elba, que en paz descance. Y Yani, bueno, no era muy buena alumna, le gustaba charlar viste. La cambiaban de banco y no paraba. Pero bueno, yo la queria. Claro, hasta que se metio con Beto, que me gustaba a mi. Betito, un amor era de chico, siempre atento, amable. A mama le llevaba las bolsas porque hacia changas en el almacen de don Jorge. Y Yani sabia que me gustaba, y no le importo nada, no le temblo el pulso cuando lo invito a bailar con ella en el asalto. Esa noche yo estaba ahi, sabes, y no le importo nada. Bailo con el y despues la acompaño a la casa. Yo volvi sola, como un perro. Nunca mas le diriji la palabra, porque ella sabia que Beto me gustaba. Pobre Beto, ahora se quedo solo en ese caseron, la Yani se mando mudar, sabias?. Yo le dije, te va a ir mal con esa. Porque ella sabia. No te va a tratar bien. Vas a ver, le dije. Y mira, ahi lo tenes, solo en el caseron. Y ella, con ese vestidito tan cortito que se le ve el alma. Pobrecita. Asi se pasea por el barrio, como si nadie la viera. Y yo le dije, te van a llevar presa Yanina, con ese trapito que te pones, no es de señora viste. Y Beto la ve pasearse asi y no le dice nada, imaginate. Un escandalo, porque viste, la gente es muy mala, muy envidiosa y todo eso, hablan por hablar. Pobre Yani. Y bueno, yo le dije a Beto, te va a ir mal con esa...