Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2018

La excursion

Es un muy lindo ejercicio el de aprovechar una caminata para intentar prestar atención a todos los detalles que nos rodean, a todo aquello que logra captar nuestra mirada un instante y luego desaparece, fugaz, olvidado por la desobediente mirada del que pasea, del que osa observar pero no se detiene a ver realmente nada. El ejercicio parte de una premisa básica: prestar atención al escenario por el que paseamos. A todo, sin buscar nada en particular. Luego, terminada la excursión, de debe intentar recordar la mayor cantidad de detalles, haciendo una suerte de enumeración de sustantivos. Claro que para esto hubo de ser necesario excluir toda la batalla de pensamientos random que nos atacan cuando paseamos solos y en silencio. A su vez, es un método sencillo de meditación activa. 
Casualmente he puesto en practica yo misma lo antedicho, y por compulsión, lo tuve que pasar al papel. Aquí va:
"Atardece. Sopla el viento. Los arboles se mueven haciendo sonar suaves melodías. Hay pájaros…

La respuesta

Esos mismos ojos verde jade habían perseguido a Carolina la mayor parte de su vida. Verde pasto recién cortado. Verde planeta desconocido. Esos ojos que se materializaban frente a ella sin necesidad de un cuerpo. Eran, en si mismos, tan peligrosos como un inconsciente cuestionado, un Eros sin Ágape, un punto incandescente en el infinito. Ella los adoraba, aunque sabia cuanto la perturbaban. Y es que no eran los ojos en sí los que agobiaban, era él. Él y sus preguntas retoricas, sus cuestiones filosóficas, sus pensamientos tan largos, tan lentos, tan profundos. Ella deseaba hace años poder aplicar esos últimos tres adjetivos a sus besos mas que a sus palabras. Quería con él un Eros, un Ágape y un Tánatos también. Morirme contigo si me matas. Y entre todas las cuestiones que volaban sobre la cabeza de Adrian, Caro dudaba que alguna vez se hubiera preguntado acerca del amor. Parecía algo tan ajeno a si mismo, tan impropio. Sin embargo, tenia esa forma suya de acariciar, esa forma de toca…

La pregunta

Carolina titubeo un instante. No estaba segura de que debía responder. Tampoco le quedaba cómoda la pregunta. Detestaba replicar cosas que no le apetecían, o que no le interesaban, o de las cuales no sabia nada. Adrian la miraba desde el otro lado de su mente, apacible, inmutable, expectante. Aguardaba la respuesta a su pregunta, pero de esa forma suya que tenia de aguardar, sin emitir la mas mínima vibración, sin apresurarla, dejándola cavilar hasta el ultimo segundo, hasta que Caro estalle en mil pedazos de desesperación. Sentado allí tan calmo, emulaba un arbusto de frutos rojos, firmes y relucientes, ajenos al viento y al calor. En cambio, Carolina iba y venia recorriendo la habitación como si fuera un preso a punto de subirse al patíbulo. La pregunta era capciosa, tenía que serlo. Estaba segura de que había una respuesta correcta que ella no lograba encontrar. Y es que las respuestas correctas son justamente eso, inencontrables. Tuvo que pasar aun mas tiempo, mas idas y venidas, …

Elisa y Blanca

Eran otros tiempos, es verdad. Tiempos de costuras, tejidos, bordados. Tiempos de revólveres, granadas y cuerpo a tierra. Tiempos en que las mujeres eran fuertemente dóciles, y los hombres fuertemente toscos. Elisa recordaba esos años como si fueran hoy. Como si no hubiera pasado mas de medio siglo. Aquellos años en que se dedicaba a bordar escudos en camisas de poliéster hasta quedarse sin dedos y sin ojos, escuchando las noticias de los avances contra el resto de Europa en una maltrecha radio de madera que compartía con las demás mujeres del grupo. Y es que la guerra si algo enseñaba era a compartir. Dentro de esa habitación, diez mujeres con sus diez faldas plisadas y sus diez camisas de algodón, dedicaban la tarde a surcir y remendar uniformes, ademas claro de atender sus casas y sus hijos. Ninguna tenia menos de dos. Ninguno de ellos mas de diez años. Muchos no habían conocido aun a sus padres. Y quizás no lo harían jamas. "Porque Padre se ha ido a combatir Nazis a Francia, …